• slide8c
  • slide6c
  • slide5c
  • slide7c
Los 7 Mejores Cuentos Para Dormir

Los 7 Mejores Cuentos Para Dormir

La Corporación Casa Creativa tiene el gusto de presentar en esta tercera edición del libro cuentos para niños Cortos para Esperas Largas, las obras de los ganadores del Concurso Cuento Corto que efectuamos entre el mes de agosto y septiembre del año dos mil quince en el marco del segundo Festival de Literatura de Pereira. Los críticos estiman que múltiples de los cuentos populares, salvados de la tradición oral por los hermanos Grimm y Converses Perrault, cuando menos en sus versiones originales, han de ser leídos solo por los cuentos infantiles adultos, incluso a sabiendas de que los pequeños, como todos los humanos, no están al lado de los actos de violencia y las crueldades", que diariamente experimentan mediante las pantallas de la TV en la vida cotidiana.

En su obra Psicoanálisis de los cuentos de hadas" (indudablemente la más importante de su producción), Bettelheim aborda, el estudio de los cuentos infantiles de hadas como su repercusión y influencia en la educación y desarrollo intelectual de los pequeños, invitando a descubrir de nuevo en estos relatos una fuente no sólo estética sino asimismo de apoyo sensible —e aun moral— para la infancia.

nueve. "Mamá, no puedo dormir", Brigitte Raab y Manuela Olten, ed. Takatuka (+3-cuatro años): en este cuento tierno y ameno la protagonista no puede conciliar el sueño y va llamando a su madre, la que, muy paciente y comprensiva, le va contando que debe buscar su forma de dormir, puesto que todos tenemos nuestra forma, incluso los animales: los peces con los ojos abiertos, los murceguillos boca abajo, los leopardos encima de una rama de árbol, etc.

Exclamó muy confundida… yo te daré cada día tus besos de algodón, cada noche en vez de lloro vas a oír mi canción, porque Dios no ha escuchado agradecimiento en mi oración, cuando al ser prácticamente anciana le solicité su compasión, que me diese la fortuna de poder ser madre yo, para apoyarme en mi hijo cuando el cansancio me alcanzara mas al tenerte entre mis brazos la tristeza me embargaba.

Teresa tenía 4 años y medio, estaba en esa edad en que no se acababa de relacionar ni con los pequeños de poco más de cuatro ni con los de poco menos de cinco; una situación difícil, y un sentimiento que, su tío Alberto -siquiatra en funciones de la familia-, le diagnosticó de qué manera una leve trastorno de vacío social, completamente transitorio y que se solucionaría por si solo en un periodo de nunca más de seis meses.

El cultivo del olivo está tradicionalmente arraigado en el territorio acotado y hay diferentes costumbres, trasmitidas de generación en generación, que vinculan ciertos momentos del cultivo del olivo, desde los cuidados de los cultivos hasta el instante de la recogida de las aceitunas, la extracción y la conservación del aceite, a las poblaciones con cuentos populares, usos, dichos y recetas de cocina.

Ninguno de los hijos del rey regreso, este se intranquilizaba cada vez más, su hijo menor siempre y en toda circunstancia le solicitaba que le dejase ir pero su padre se negaba al creerlo inútil, en tanto que como sus hermanos jamás regresaron temía por que este tampoco lo hiciese, pero fue tanto el insistir que su padre le concedió el deseo de ir en busca del pájaro de oro.

Aun el día de hoy, cuando probablemente ningún pequeño español ignora quién es Blancanieves Cenicienta; nuestros narradores de cuentos prosiguen llamando a esas heroínas como siempre se han llamado en España (Mariquita, María y Estrellita de Oro Puerquecilla, respectivamente), sencillamente «la niña»; del mismo modo que mantienen el hecho de que no es la madrastra de «Blancanieves» la que tiene envidia de ella y trata de suprimirla, sino su propia madre.


Pretendemos con esto, ofrecer contenidos únicos a través de diferentes historias y relatos cortos, entretenidos, entretenidos emocionantes, imposibles de encontrar en ninguna otra página similar, y lo que es más esencial, de forma gratuita y universal, algo que estimamos imprescindible para una buena y correcta herramienta cuyo fin es tan esencial como el del desarrollo del hábito lector.